Derelict Furniture

Muebles y decoración

Cómo vencer la melancolía invernal redecorando el salón

La época invernal es, por lo general, la más triste del año. Con un desfile interminable de días fríos y grises, y un continuo mal tiempo, es normal caer en la melancolía invernal.

Pero pocas cosas puede animar más a una persona que un cambio de imagen, así que ¿por qué no ponerse a hacer una redecoración de la estancia en donde te vas a acurrucar de todos modos? Quizás es hora de comprar ese sofá chester que tanto te gusta, o cambiar las cortinas por otras mucho más alegres.

Cómo vencer la melancolía invernal redecorando el salón

Muestra tu amor por la vida e ilumina tu espíritu con estos sencillos trucos que cambiarán por completo tu sala de estar.

Un mundo de color

Los estudios demuestran que el color afecta a nuestro estado de ánimo, lo que resulta en una opción lógica para elevar la motivación y el ánimo en los inviernos blancos.

Simplemente porque el sol no se vea, no significa que no puedas hacer que brille dentro de tu casa, con accesorios en tonos amarillos, verdes y dorados, o si te sientes con ganas, puedes repintar un mueble que notes monótono de un color alegre.

Suaviza las cosas

Mientras que un bonito diseño nórdico puede ser prohibitivo para aquellos hogares que tengan niños pequeños, podemos aprender una lección de ese estilo de diseño para los meses más crudos del año. Para empezar, mezclando varias texturas, tantas como sea posible. ¿Quién no está feliz acurrucado en una sala llena de punto, lana, piel sintética, etc.?

Piensa en grande

La mayoría adoramos los suelos de madera o azulejo, pero a menos que tengas suelo radiante instalado, se te congelarán los pies si no pones remedio. No hay otro tiempo como el invierno para poder poner una alfombra que cubra todo el frío suelo.

Después puedes enrollarla y guardarla durante los meses de verano. También puedes poner grandes cojines para no tocar el suelo, o pufs.

Como en la playa

Un día de playa es la actividad por excelencia de los días soleados. Hay pocas cosas más reconfortantes que pasar un día sintiendo la arena bajo tus pies, el sol sobre tu piel y la brisa salada en tu cabello. ¿Por qué no volver a recrear esa sensación en el salón?

Con una pieza decorativa de madera en la chimenea, una caja con conchas marinas, y un purificador de aire iónico para tener el mar justo al lado, sin moverte del salón, será suficiente.

Pon el acento con el arte

El arte es una de las maneras más fáciles de transformar cualquier espacio, y el salón no es la excepción, especialmente en los meses de invierno, cuando el mundo se siente carente de color. Lo bueno es que puedes escoger cualquier color sin temor. Solo tienes que escoger las piezas que te haga sentir bien.