Derelict Furniture

Muebles y decoración

8 razones por las que necesitas tener una alfombra

Si en el artículo anterior sobre sofás chesterfield hablábamos de la versatilidad de algunas piezas de decoración, no podemos olvidarnos de las alfombras, el elemento decorativo más versátil que vamos a poder encontrar.

Puede mejorar el estilo de cualquier estancia y ocultar las pequeñas imperfecciones del suelo de una sola vez. De hecho, estamos convencidos de que todo hogar debe poseer al menos una alfombra, y os vamos a decir el por qué.

8 razones por las que necesitas tener una alfombra

Las alfombras se pueden encontrar en cualquier tamaño, color, patrón y material, lo que facilita encontrar una pieza perfecta para cualquier espacio que tengamos. Podemos darle a la habitación un toque audaz mediante la alfombra, o se pueden utilizar para unificar los esquemas de color, o para unir habitaciones.

Hay alfombras que son verdaderas obras de arte. Realmente dan ganas de admirarlas como si fuesen piezas de una galería, pero bajo tus pies. Puedes conseguir el mismo impacto que el arte por un precio mucho menor.

Caminar en una habitación sin una alfombra es como caminar por un salón de baile. En cambio, una alfombra conecta todo y hace que el caminar sea más agradable para nuestros pies.

¿A quién no le gusta hundir los pies descalzos en una alfombra mullida? Hay una sensación de felicidad en tener ese tipo de suavidad bajo los pies. Te sientes como en casa.

Y también sirve para amortiguar los golpes. ¿Quién no se ha caído jugando con los niños? Pues tener una alfombra mullida debajo puede amortiguar mucho el golpe.

Además, se puede limpiar más fácilmente. Si tu hijo aplasta una galleta en la alfombra, o tu perro decide que tenía la misión personal de destrozar un peluche y romperlo en un millón de pedacitos (como le ha ocurrido a esta web), hay que recogerlo igualmente, pero si no tienes alfombra tienes que tirar de escoba, recogedor, bolsa de basura y tal vez de fregona. Con una alfombra, todo lo que tienes que hacer es pasar la aspiradora o conectar el robot aspirador.

Si tienes los suelos de madera, seguramente el sonido retumbará más, y el sonido que hacen los niños se escuchará el doble. Afortunadamente, las alfombras pueden hacer maravillas amortiguando el sonido, especialmente si es una alfombra gruesa.

Puede ser difícil dejar atrás una casa o un objeto al que estás sentimentalmente unido. Pero si estás enamorado de una alfombra, por suerte puedes enrollarla y llevártela a cualquier parte.

Ahora sólo tienes que encontrar la alfombra que más te guste para tu hogar. No te arrepentirás.